Gonzalo llevaba 48 años trabajando como tornero en un pequeño taller. Un día tuvo un accidente al descargar la mercancía. En ese momento, tuvo que tomar la dura decisión de que le amputaran la pierna. [More]