Las leyes en Washington, D.C. son muy distintas a la de los demás estados, por eso es necesario que usted contrate a un abogado.