Las víctimas lesionadas en un accidente de autobús tienen el derecho de obtener una recompensa.