La corriente de agua arrancó nueve puertas de acero, de las cuales cinco quedaron inservibles. “Estamos viendo cómo estas fuerzas naturales destruyen un símbolo político”, dijo el activista Fernando García, argumentando que es un proyecto [More]